Skip to content

Deuteronomio 22:6-7 Alejar a la madre pájaro de sus crías nos da como recompensa larga vida, ¿porque?

5 Febrero, 2019
nido de pajaros

Esta es considerada el mandamiento más fácil de la biblia. No cuesta dinero, no requiere preparación y necesita un mínimo esfuerzo. Si sucede que uno llega a un nido de pájaros en un bosque y quiere tomar los huevos o los pajaritos, primero debe espantar a la madre y luego tomarlos cuando ella está lejos.

El concepto es que incluso en el mundo animal, existen sentimientos maternales (a lo que el rabino Hirsch se refiere como “la profesión más noble del mundo”), y la biblia quiere que seamos sensibles a esos sentimientos. No debemos causar la angustia de la madre al tomar a sus hijos delante de sus ojos.

Presumiblemente ella luego se olvida y empieza un nuevo nido, a pesar de que se dice que la lamentación de la madre pájaro, al encontrar que no están sus hijos, ¡abre las puertas de la misericordia en el mundo!

Aquél que proclama que “la misericordia de Dios se extiende incluso hasta el nido de pájaros” se le hace callar, porque es falso afirmar que el propósito de este mandamiento sea misericordia. Los comentaristas explican que el punto no es que Dios tiene misericordia de los pájaros, porque si fuera así, Él habría prohibido la matanza de pájaros. El punto es que Dios quiere que la gente sea misericordiosa. Si nosotros somos sensibles a los sentimientos de un pájaro, entonces ciertamente nos vamos a preocupar por nuestro prójimo.

La recompensa por este mandamiento es larga vida. El único otro mandamiento positivo que la Biblia especifica la misma recompensa es honrar a los padres, que es considerada una de los mandamientos más difíciles. De este hecho, que el mandamiento más fácil y el más difícil reciben la misma recompensa, podemos aprender que no podemos clasificar los mandatos divinos, y debemos hacerlas cuando la oportunidad se presenta.