Skip to content

¿Por que los animales rumiantes y que tienen pezuña partida son considerados puros? Descubre el gran mensaje oculto de este mandamiento

22 Enero, 2019
animales rumiantes

En levitico 11:2 se dice lo siguiente

2Digan a los israelitas que, de todos los animales que viven en tierra, pueden comer los que sean rumiantes y tengan pezuñas partidas;pero no deben comer los siguientes animales, aunque sean rumiantes o tengan pezuñas partidas.

El Eterno dice al pueblo de Israel, que solo los animales rumiantes y que tengan pezuña partida solo pueden comer, veamos la razón:

Animales rumiantes:

Los animales rumiantes son poligástricos y que tienen cuatros estómagos, pero en realidad esos 4 estómagos se pueden entender como un solo estómago con cuatro cámaras: Rumen, Retículo, Omaso, Abomaso.

Esto hace que la alimentos que ingieren pase de un estomago a otro, sacando así en cada estomago todos los nutrientes posibles, hasta solo dejar lo inservible del bolo alimenticio (comida). Esto es lo que quiere Dios de nosotros, que cuando recibamos o leamos la palabra de Dios, mastiquemos al máximo la palabra, que entendamos bien el mensaje, esto solo se logra siempre preguntando todo acerca de la palabra, nunca nos quedemos con un solo mensaje, siempre hay que sacar todo lo positivo de la palabra. Así seremos consagrados(puros) como los animales, siempre nutriéndonos de la palabra de Dios.

Animales con la pezuña partida:

Si vemos en la imagen de arriba (la pezuña), he marcado con circulo rojo la parte de la pezuña que toca al suelo y la parte que no toca al suelo la he marcado con circulo verde. Esto quiere decirnos que todo lo natural(circulo rojo) debe ser elevado al ámbito espiritual (circulo verde), ejemplo: Si tenemos dinero, tenemos que ayudar al prójimo dando caridad u de otra forma. No todo es el ámbito espiritual como piensan muchos, también tenemos tareas en el ámbito natural (los mandamientos) que Dios quiere que hagamos, haciendo esto llegaremos a ser considerados puros y separados para El(realizando sus mandatos).

No seamos como el cerdo:

Hay un mensaje en el cerdo, puesto que este animal no es rumiante pero si tiene la pezuña partida (este es el único animal que tiene esta característica). Si se dan cuenta cuando el cerdo juega en el charco de barro se pone de patas arriba, como diciendo: “Mírame, me puedes comer, soy un animal puro” pero sabemos en realidad que no lo es. Esto va para las personas que aparentan ser algo que no lo son, si predican o hablan de algo, tienen que serlo ustedes también, hay que predicar con el ejemplo, con el ejemplo tu puedes cambiar vidas, no solamente hablando. !Que tus actos se escuchen tan fuerte! .No seamos como el chancho.