Skip to content

Una mujer con cáncer, sueña con jesus y amanece curada: “Esto es un milagro”

15 Enero, 2019
curada del cancer

Esta mujer radica en Estados Unidos, se llama Tecla Miceli y se le diagnostico 5 años de vida debido al mieloma múltiple, un cáncer que ataca las células plasmáticas en la médula osea.

Luego del paso de los años, esta mujer decide acudir a una iglesia cristiana en california(sus padres eran catolicos), a pesar de su diagnostico realizo muchas oraciones y tuvo un sueño marcado con jesus.

Cuando esta mujer acude a la iglesia por primera vez, fue tocada por el mensaje y siguió hacia adelante. “Yo acepte a cristo, pero no sabia lo que estaba haciendo. Volví a casa diferente.”, cuenta la mujer.

Ella descubrió el cáncer en la etapa inicial y opto por no hacer quimioterapia (aunque esto fue un error), pero después de varios años los médicos notaron un aumento de las células cancerígenas. Incluso con estas malas noticias, la mujer nunca perdió la fe.

Su madre cuenta lo siguiente: “Durante toda su enfermedad, Laura oro conmigo diariamente y me dijo palabras positivas y alentadoras de su fe en jesus”. Después de 36 meses, la exploración de la cabeza de tecla ahora indica que tiene lesiones cancerígenas cubriendo el cráneo. Aun así ella permanecía diariamente en oración con el apoyo de su familia.

Una noche, ella hizo una oración sincera y derramó su corazón delante de Dios: “Sé que lo hice todo, estoy casada, tengo hijos, nietos, terminé la universidad, pero todavía no estoy lista para morir. Si me curas, contará sobre tu milagro para cualquiera que quieras oír.
Sueño de curación.

Cuando fue a dormir, un día antes de hacer un nuevo examen, Tecla tuvo un sueño impresionante. Ella estaba atrapada en un porche alto y estaba a punto de caer, pero una gran mano la condujo con seguridad hasta el suelo y la libró de la muerte.
“Cuando llegué al suelo, lloré porque era un milagro”, ella relata. Cuanto estaba segura, en el sueño, ella comenzó a anunciar a la gente sobre jesus.

Al día siguiente, Tecla se despertó sintiendo una paz inexplicable. Después de hacer la prueba de la médula ósea y ver los resultados con el médico, el oncólogo expresó espanto.

“Ya sé que estamos en el 27-32, con un cáncer completo. Pero mire a esta prueba, la tasa volvió a 5 o 6. Eso es imposible. El plasma sanguíneo nunca se retrae. “Ellos deben haber cometido un error en el laboratorio” él dijo, balanceando la cabeza en incredulidad.

“¿Crees en Dios?”, Preguntó Tecla al médico. “Sí”, respondió. Entonces ella contó sobre su sueño y las oraciones por su curación. El médico la miró con asombro y dijo: “En 25 años de práctica nunca he visto nada así antes.
“El médico lo llamó anomalía, fue su manera de explicar un milagro”, recuerda Gary. “Pero él también empezó a llorar porque estaba realmente conmovido con eso”.

Ahora le realizaron exámenes y se llevo con la sorpresa de que no tiene ningún cáncer, “Fue un milagro” expresa Tecla.